Como artista, es vital encontrar personas que te ayuden a lograr mejores resultados. Un equipo de trabajo debe hacerte crecer, no perecer.

Conformar un equipo de trabajo sólido, es una tarea bastante difícil para cualquier artista en las primeras etapas de su carrera.

Los recursos económicos son escasos, no hay suficientes contactos y quizá no se tiene claro aún el propósito del proyecto.

Por esta razón, tu primer equipo de trabajo generalmente es tu amigo el diseñador novato, tu hermana la fotógrafa aficionada o tu tía la administradora.

Dejo claro que ¡no hay nada de malo en esto!, pero a medida que avanza tu carrera debes sumergirte en el medio profesional, ampliar tus relaciones personales y arriesgarte para detectar los aliados adecuados.

Para ayudarte, te daré algunas recomendaciones para elegir y mantener a las personas adecuadas en tu proyecto. Esto me ha permitido trabajar con varios artistas de una forma muy eficiente.

1. Ten paciencia

Las personas correctas llegarán en el momento justo. No te afanes por buscar al manager internacional cuando apenas has tenido dos toques en un café de centro comercial.

2. ¡Huye de los exageradamente halagadores!

Personalmente me incomodan mucho. Aquellos que te dicen que eres lo mejor, que eres un hit, que te abrazan y te dicen que todo estuvo perfecto, son personas incapaces de tener una visión imparcial y objetiva para hacerte ver los errores que cometes.

3. Busca referencias

Pregunta a otros sobre el trabajo de la persona que te interesa vincular a tu equipo. Investiga su trayectoria o su círculo comercial. En esta etapa, quizás encuentres personas sin mucha experiencia pero con muy buenos resultados.

4. Busca Empatía

Aquella persona que logra identificarse con tu trabajo, que entiende tu proyecto y lo asume como propio, será un gran aporte. Busca personas propósitivas, con quienes puedas buscar soluciones y debatir ideas cómodamente.

5. Fíjate en la personalidad

Fíjate en personas seguras, organizadas, cumplidas, honestas, flexibles a los cambios, que estudien continuamente. Busca personas que sepan más que tú en algunos campos, personas retadoras.

REUNIÓN DE TRABAJO CON UNA DE LAS BANDAS ASESORADAS. Adrin Abreo FOTOGRAFÍA POR: VICTOR RODRÍGUEZ
Reunión de Trabajo con una de las bandas asesoradas. Fotografía por: Victor Rodríguez

6. Decide

Si te interesa trabajar con alguien, busca esa persona y plantea tu intención. Por otra parte, si ya trabajas con alguien que no responde a las metas, que no te de pena decir No Más.

Te puede interesar La Playistitis, la nueva enfermedad de los músicos.

7. Invierte económicamente

Supera ya la etapa de los favores o de los trabajos de práctica. Aprende a invertir dinero para que tengas la autoridad de exigir y la relación con tu equipo sea más sana. Para nadie es un secreto que todos trabajamos mejor, cuando nos pagan. Yo lo llamo Respeto comercial.

8. Deja todo por escrito

Cuando todo está documentado en contratos, acuerdos, cuentas de cobro, archivos contables, etc… será más seguro, práctico y productivo trabajar.

9. Se afable pero exigente

Eres el líder de tu proyecto, encuentra el equilibrio para que sin dejar de ser cordial puedas exigir mejores resultados a las personas.

10. Genera espacios de unión

No todo es trabajo. Busca momentos para charlar, reír y liberar tensiones. Así mantendrás un equipo constante.

Esto es un proceso incómodo por el que hay que atravesar y en el que puedes llevarte muchas molestias. Debes estar muy alerta para identificar aquellas personas que dicen ser un buen productor, un buen manager, o un buen ingeniero de sonido, pero terminarán siendo una piedra en el zapato.

Espero haberte ayudado con estas recomendaciones, mi consejo siempre será, conforma un equipo de trabajo que te haga crecer y no perecer.

119 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like